[Duelo] morgulm vs Cuchara

    This site uses cookies. By continuing to browse this site, you are agreeing to our Cookie Policy.

    • [Duelo] morgulm vs Cuchara

      Lanzo un guante a @Cuchara. ^^


      Nunca te estaré lo suficientemente agradecido @Meltrandi

      Características

      Temática: Amor incondicional.
      Extensión mínima: 150 Palabras*
      Extensión máxima: 1500 Palabras*

      La fecha máxima para presentar el relato será el día 7 de julio de 2017, que cae en Viernes.

      ¡A entintar las plumas!

      * El título no cuenta

      Sistema de puntuación:

      3-0
      2-1
      1-2
    • Me da flojera .__. pero como dije antes, tal vez lea, tal vez no.

      Mmm... eso me recuerda que a JaviTyler también le dije lo mismo de su cold fusion, hace meses, y todavía no me paso. Se me pegan las malas costumbres de la gente xD

      morgulm wrote:

      Cuando publicamos un duelo contra alguien en concreto es que ya está pactado
      Mi capacidad intelectual debe estar bajando =S es lo que causa el forobardo, que escribes webadas sin pensarlas.
    • Cuchara wrote:

      Acepto u,u muy a mi pesar acepto.

      Javi me quiere zurrar u,u
      Qué va, si yo lo que quiero es que hagas honor a tu nombre, te pongas al rojo vivo y le saques los ojos ames incondicionalmente a la suicide girl :P

      Eso sí, cuando rete yo a alguien, no pienso escoger temáticas de algodón de azúcar ¬¬

      «Los hombres viven como mártires por un dios llamado "Sueños"»

      Sobre la Cold Fusion
    • Cuchara wrote:

      Pues va machote, reta.

      Deben alinearse ciertos astros para ello:

      - Deben cerrar y publicar otro reto que tengo pendiente.
      - Que te des cuenta que estoy usando humor irónico, y no burlándome de ti.
      - Que votes el reto que hay actualmente. Me da igual que sea 3-0 en mi contra, como es probable que ocurra, pero es lo mínimo por deferencia a quien ahora te ha retado.
      - En la próxima ronda de relatos, no recibir una sinopsis pública vergonzosa y falsa.
      - Que te ahorres cosas como este último comentario.

      Si no quieres recibir un trato de confianza o que haga humor a tu costa usándote de protagonista, lo puedes decir claramente. Pero soy una persona adulta, y no funciono con bravatas. Si tienes algún problema o quieres aclarar algún punto en particular, está el mp. Irónico es que se lo tenga que recordar yo a un doble moderador.

      Pese a todo, te deseo mucha suerte. Creo que la vas a necesitar, pero también me gustaría equivocarme y aprender algo de todo esto.

      «Los hombres viven como mártires por un dios llamado "Sueños"»

      Sobre la Cold Fusion
    • Título: Onírico.

      Abrí los ojos en medio de la nada. Mirara dónde mirase todo era vacío, una negrura infinita que se extendía hasta donde me alcanzaba la vista en todas direcciones. De pronto, un diminuto punto blanco apareció delante de mí, en la lejanía. Me animó encontrar algo de luz, me concentré en él y floté en su dirección… O él vino hacia mí. Poco a poco, conforme se acercaba, el punto fue volviéndose un círculo, que se duplicó y entonces fueron dos los que aceleraban cada vez más rápido hacia mí, me empecé a asustar y quise huir, pero no pude moverme y cuando estaban a punto de alcanzarme cerré los ojos y me cubrí, pero no hubo golpe.

      Noté un reconfortante suelo invisible bajo mis pies y cuando volví a abrir los ojos ya no podía ver la negrura por ninguna parte. Arriba, el cielo era azul eléctrico y estaba salpicado de motas blancas que se movían al son de un viento que no soplaba, unas nubes púrpuras flotaban todavía más arriba, mansas cómo ríos de acuarela y ningún sol brillaba en el firmamento pero, sin embargo, todo se veía con claridad. Debajo del suelo invisible se veía un paisaje onírico: montañas verde esmeralda sin vegetación alguna se sucedían unas a otras y algunas de ellas eran cortadas por ríos rojos o amarillos. En algunos casos uno desembocaba en otro y aparecía un naranja que rápidamente se volvía a diluir en el color dominante.

      Comencé a caminar en una dirección indeterminada, pues no había ningún punto de referencia y todo parecía avanzar conmigo. Empecé a correr cada vez más rápido en un desesperado intento de encontrar algo que me sacara de la monotonía. Llevaba una eternidad caminando cuando aparecieron unos ojos abiertos a unos pocos metros de mí, di un paso pero no hubo donde pisar y me caí.

      Floté. Bajé suavemente mientras todo subía violentamente y el paisaje se deformó: el cielo se fundió con el suelo en una explosión de color que me cegó y, luego, otra vez la oscuridad. Pero era una oscuridad diferente, una oscuridad palpable, agobiante. El aire estaba viciado y el suelo era blando, avanzaba gateando sin ver ni mis propias manos cuando noté un soplo de aire y una luz tenue se dejó entrever detrás de la cortina que se acababa de abrir brevemente, invitándome a salir. Me dirigí en esa dirección a gatas hasta que conseguí llegar al exterior de la tienda para encontrarme en un bosque, un bosque de setas. Las había de todos los tamaños y formas, desde pocos centímetros a varias decenas de metros que me produjeron una sensación agridulce de miedo y deseo por ellas. El cielo era oscuro y apagado, pero cambiaba cíclicamente entre tres colores: del azul pasaba al verde, del verde al rojo y del rojo otra vez al azul y en él había nubes que seguían el mismo esquema cromático.

      Un camino partía de la tienda y serpenteaba entre las setas, lo seguí. En el primer recodo me encontré un calcetín y, aunque yo no llevaba, estaba claro que no era de mi talla. Lo dejé y seguí avanzando. Por el camino me encontré ola pareja del calcetín y luego unas bragas. Tampoco llevaba ropa interior, pero eso era ropa de mujer, me alegré de que hubiera cómo mínimo otra persona en este mundo extraño. Seguí avanzando hasta que el camino desembocó en un gran lago de aguas mansas que reflejaba el cielo cómo si fuera un espejo; en la orilla había un pequeño embarcadero con una barca de remos de madera y dentro una camiseta demasiado pequeña para mí. Estaba manchada de sangre. Me subí a la barca, perturbando la quietud del lago con unas suaves ondas. Cogí la camiseta con cuidado, la dejé en el embarcadero y entonces la barca empezó a moverse sola, hacia el centro del lago. La barca avanzó lentamente, movida por un motor invisible y con el suave vaivén del movimiento me dormí.

      Cuando desperté había llegado a la orilla de una isla, el paisaje era algo diferente aquí, las setas no superaban el metro de alto. En cuanto pisé tierra la barca desapareció, miré hacia atrás pero el cielo se fundía con el agua en el horizonte. Un presentimiento fatal vino a mi mente, metí un pie en el agua para intentar volver a nado, pero estaba demasiado fría y retrocedí. Entonces escuché el primer ruido desde que había abierto los ojos por primera vez. Era un ruido débil, cómo el que hace un animal al escabullirse dentro del bosque. Me dirigí emocionado hacia su origen, en el centro de la isla. Cada vez se escuchaba más cerca y ahora, además, se había añadido el dulce sonido de una voz de mujer tarareando una canción desconocida pero familiar.

      Pronto llegué al centro de la isla y allí la vi, estaba desnuda, estirada boca arriba en el suelo de un claro, el cambiante cielo se reflejaba sobre su blanca piel mientras ella iba tarareando entre mordisco y mordisco de las setas que iba cogiendo de su alrededor. Me paré a la entrada del claro y me la quedé mirando un rato hechizado por su belleza, hasta que se dio cuenta de mi presencia. Me miró sin abrir los ojos y me sonrió. Con señas me indicó que me tumbase a su lado. Obedecí. Me ofreció darle un mordisco al trozo de seta que estaba comiendo y aunque algo dentro de mí me decía que lo rechazara, acepté. Con mucho cuidado me lo acercó a la altura de mi boca y le di un pequeño mordisco y el mundo volvió a cambiar.

      Estaba tumbado encima de una manta blanca en un prado, bajo la luz de cinco lunas llenas que formaban un pentágono en el cielo y lo inundaban todo con su brillo plateado. Se escuchaba el rumor intermitente de un rio que debía estar escondido a pocos metros a mi derecha y allí volvía a estar ella, desnuda y perfecta. Me intenté incorporar, pero me mareé y tuve que volver a tumbarme. Vi el miedo en su rostro, que seguía con los ojos cerrados y el miedo se apoderó también de mí. Intenté llamarla y, aunque la voz no me salía, ella pareció oírme. Dio un paso atrás. Lo intenté con todas mis fuerzas, pero la voz siguió sin salir de mi boca y ella siguió retrocediendo poco a poco. Grité su nombre sin articular sonido. Le rogué que no se marchara, que volviera. Le supliqué que abriese los ojos, que la necesitaba. Que viniese hacia mí y que me abrazara, que me besara, que me hablara… Desperté.

      Despierto sentado en un viejo sillón marrón. Un adivino se está ganando el sueldo hablando por una pequeña televisión portátil. Me levanto un poco mareado y apago la tele y miro el reloj: Las cuatro de la mañana. Entonces la miro a ella, sigue dormida en la cama del hospital, igual que los últimos dos meses. Una pequeña cicatriz marcaba su frente, en el lugar donde había chocado contra el volante del coche que conducía. Me toco el hombro del brazo que llevo en cabestrillo, donde aún me duele mi herida y me quedó un rato mirándola, le acaricio el pelo y la beso en la frente, después me siento otra vez en el sillón y me quedo de nuevo mirándola.

      - Algún día despertarás, Blanca. – Dije aguantando la barandilla de la camilla–. Y cuando lo hagas, yo estaré aquí para verlo.
    • Bien, por lo visto sólo está presente, y fuerísima de fecha, uno de los dos relatos del duelo, así que ya hay ganador instantáneo y no falta que yo opine nada. Lo haré de todas formas, para orientar al escritor de esto.


      Display Spoiler

      morgulm wrote:

      De pronto, un diminuto punto blanco apareció delante de mí, en la lejanía.


      A ver si no me vienen a decir que es una figura retórica ¬¬


      Este es el relato que más me ha costado terminar de este autor, y de hecho, tuve que obligarme a hacerlo. Tenemos una sucesión de situaciones que, mmmm, ¿cómo las describo? ¿Abstractas, sin cuerpo, aleatorias? y las cuales no implican nada. Leía con la esperanza de que todos estos elementos estrambóticos hallaran significado o inclusive orden más adelante, que fueran signos o indicios que uno no podía entender sino hasta leer la historia completa; que se correspondieran con la interpretación de cierto suceso en la realidad... ya saben.


      Hay algo de eso, pero hubiera estado interesante el no entender estos elementos al final, y que una segunda lectura me fuera revelando cómo es que se produjo el accidente, o si estos hongos o ríos de colores implicaban alguna ansiedad o emoción concretas... algo estilo 2001 o Evangelion, que no se entiende nada porque se nos presenta la información en forma abstracta, y tenemos que reflexionar qué significa todo, y cuál era el verdadero mensaje.

      Pero esto es sólo una sucesión random de cosas que van pasando, bajo el justificante de que es un sueño y que pasan rarezas. Pero incluso en un sueño las cosas tienen conexión, sentido. La mujer se llama Blanca, y entiendo que hay un INTENTO de hacer cierto juego con la luz y la oscuridad o el vacío, pero es más tangible otra cosa: la tipa iba tan drogada que por eso tuvo el accidente. Por eso ha de haber un mundo de setas, y además la tía en el sueño consumiéndolos.
      Incluso estas interpretaciones mías fueran puestas a propósito (el autor sabrá), no es suficiente.

      Seguiré buscando significados. La ropa que se va encontrando tirada el sujeto, puede que implique que el choque fue tan fuerte que a la mujer se le salieron los zapatos, los calcetines... ¿las bragas? No, el tío simplemente es un hombre y cuando se imagina su perfección, la piensa desnuda. Porque tiene pene xD habría podido soñarla con ropaje blanco (el del hospital), pero cuando la ansía se la imagina desnuda mostrando una lujuria subconsciente, camuflada, en lugar de un amor incondicional. Luego ese amor incondicional se nos muestra en la frase final, en vez de ser impregnado por el sueño mismo.

      Si me dices que el sueño mismo es por la preocupación de verla así, y que quiere que despierte, y eso es amor incondicional, pues como digas ¬¬ lo que es yo, cuando antes iba a acampar y dormía en el suelo, soñaba con cojines. Cuando me voy a dormir luego de tomar café (sin evacuarlo) sueño con que no puedo encontrar un baño, o que estoy en un baño tan enorme que me pierdo en su interior.

      O sea que el soñar con algo es un signo claro, pero natural y por eso poco gravitante. Puede ser la tía que conoció durante dos días o el amor de su vida, o hasta su mamá o su hija. La única demostración de que es la novia, y que existe una identidad clara de esta mujer, es precisamente que la sueña desnuda. Porque no creo que haya soñado desnuda a la mamá, o a la hija. ¿El amor incondicional que demuestra el protagonista es por ser un salido, o porque pensaste o ejecutaste mal el concepto?



      Otro conflicto con la "sucesión random de cosas" es que, por mucho que quisieras justificarlo como un sueño, y que ocurren en ellos cosas sin lógica, inexplicables, es que esto es un medio narrado y si presentas una historia, tienes que saber usar sus elementos y tener coherencia. Simplemente no se presentan cosas sueltas sin motivo alguno, porque tienes 1.500 palabras de límite y tienes que exprimir cada letra.

      Hubiera sido mejor que impreganaras con ese "elemento mágico de los sueños" a través de la prosa. Creo que un sueño era la ocasión perfecta para admitir un poco más que antes formas figurativas y/o tropos un poco más rimbombantes o definiciones más abstractas. Pero tenemos algo bastante descriptivo, y no sé si para un sueño eso sea acertado. Además, la descripción de un ambiente 100% anómalo tendría que ser detallada al extremo para que buena parte de los lectores no se confundan.



      Otra cosa, ya más subjetiva:

      Título: Onírico
      Temática: Amor incondicional

      Y cuando voy leyendo con optimismo, me encuentro con esto:

      morgulm wrote:

      Me miró sin abrir los ojos y me sonrió.


      ¿Por qué? ¿POR QUÉ?, ¿qué hice para estar condenada a este tormento eterno?, ¿existirá la reencarnación y en mi vida previa fui Hitler? En fin, que eso solo bastó para que descubriera todo lo que ocurría. Pero es subjetivo, como digo. Los demás no necesariamente entiendan lo que pasa sino hasta que llegan a los últimos dos párrafos... y del cual el último es horrendo.

      Este salto a la realidad me parece torpe, poco emotivo y muy breve. Debiste emplear el período despierto para conectar más al hombre con su querida en coma, pues te recuerdo que la única conexión hecha hasta el momento fue un diluido concepto de lujuria. Todavía te quedaban más de 200 palabras y pudiste hacer algo con ellas. De hecho, no es la primera vez que me quejo de tus finales; intentas comprimir lo más valioso y dar el remezón mental para finalizar, y por lo menos conmigo no resulta ya que te falta la sustancia muchas veces.

      Ahora también la has cagado en la ejecución en general: el sueño transmite rareza con efectividad, no nostalgia, pena por la mujer, temor por la incertidumbre... es insípido, y de ahí que el final parezca todavía más apresurado. Estuviste construyendo cosas para que el lector las piense raras y de pronto, el último párrafo y medio tienes que embutir a toda velocidad la situación de la mujer en coma, y la emoción que ello representa.


      Última cosa: también la cagaste seriamente con ese título. Onírico. Ya le avisas al lector que se trata de un sueño, y si no lo hubieras hecho, quien lee hubiera podido imaginar lo que mejor pensara. Que era alguna entidad mística en un universo extraño, que es un videoujuego muy raro y que el final será complemente lol, que es el delirio de alguien al morir, o que ya está muerto y se adentra en un más allá. Incluso todo lo contrario, y que el sujeto acabará naciendo y en algún momento se nos relatará, de la misma forma exótica, el parto.
      Pero no. Onírico. Pudiste hacer lo que quisieras, pudimos imaginar lo que se nos creyera adecuado y avanzar en un juego de ir confirmándolo o descartándolo con los siguientes momentos del protagonista, pero la nación del título spoiler atacó, y borró toda ilusión plausible.

      En fin, también tienes algunas comas donde van puntos o puntos y comas, más al final que en el comienzo o el intermedio, y etc. lo típico.


      Valora ese Bellossom con tu vida ¬¬
    • Estoy ocupado con otros quehaceres y bueno... aprovecho esta vez para ser rémora de Meltrandi: suscribo cada palabra que ha dicho. Este relato hubiese quedado MUCHÍSIMO mejor en una publicación aparte con unas 3-4.000 palabras y haciendo un uso más contenido de la abstracción. Pero, sobre todo, si no tuviese ese puto título de los cojones que me pone enfermo que rotules así tus malditos relatos que me voy a cagar en la puta de oros un título tan simple.

      Añado otra cosa que le quedaría de p. madre a este relato: diálogoS. Con ese, que fuesen varios. Había donde meterlos, y hubiesen aportado mucha frescura al relato, aparte de romper con lo aburrido de la puesta en escena: ahí párrafos rancios, tiraos con honda (la de Márquez xD)

      En fin... "Viaje hacia lo desconocido", "El jardín de los sueños"... cualquier pollada así quedaría mejor que no Onírico, hijo de El gato y nieto de El pozo. Me cago en la leche: voy a imprimirlo sólo para meterle fuego. :rofl:

      Sobre el otro relato, he de decir que me ha gustado mucho cómo ha plasmado el silencio y ha abordado el tema de la inexistencia sin usar más palabras de las necesarias. Considero que es una obra de arte digna de estar expuesta en la futura edición de Arco.

      Mi votación final es de un ajustado 1-2 a favor del relato inexistente.

      «Los hombres viven como mártires por un dios llamado "Sueños"»

      Sobre la Cold Fusion