Un Desierto

    • [Relato]

    This site uses cookies. By continuing to browse this site, you are agreeing to our Cookie Policy.

    • Un Desierto

      Un desierto



      Las noches en los desiertos son más frías de lo que aparentan, la fría arena azotada constantemente por el viento y un cielo lleno de faros observando la extensión de la nada, pues en un desierto hay poca cosa. Aun así, tienen un atractivo particular que seduce la razón humana y la llama para que se aventure en sus kilómetros de dunas cambiantes y secas. Pero los desiertos también pueden esconder algunos secretos pues su misma naturaleza vacía y desolada lleva a pensar que realmente no hay nada. Estos secretos no tienen por qué ser maravillosos, algunos tan solo son decadentes. Bajo inmensurables cantidades de arena se hallan tan solo ruinas decrepitas que evocan recuerdos de civilización ya extintas, muestra de lo finito.

      Pero en lo espantoso también esta lo hermoso, el brillo nostálgico del pasado, que a tantos ha llevado a imaginar la belleza de aquellos sitios cuando las fuerzas de la naturaleza no lo habían reclamado. ¿Quién puede resistirse a aquellas maravillas? ¿Maravillas de qué? De la caída, la ruina.

      El Pasado es mirado con entusiasmo quizás para no tener que mirar el futuro o peor aún, el presente. Es más fácil oír antiguos ecos, que voces confusas, polarizadas que parlotean en idiomas difíciles de comprender sobre temas tan lejanos que apenas si son comentados fuera de estos ámbitos, o mejor aún, Evitan ser tratados. Si, ya está claro, el pasado puede ser un gran maestro, pero solo cuando es puesto en uso si no es así, tan solo está muerto. Pero ¿Quién puede culparnos? Tan solo somos víctimas de las circunstancias, de lo que nos tocó vivir ¿No? Puede que esto tan solo sea otra excusa, dilucidar entre la marea de opiniones, posibilidades, hechos y desenlaces hace que seguir el camino correcto muchas veces no sea claro. Estamos orgullosos de las conquistas de la humanidad, pero en el momento de la verdad olvidamos lo que nos hace grandes. Nuestra falta de decisión y compromiso no puede ser escusada con esto.

      Pero todo esto suena demasiado grande, todos ya tienen su microcosmos, algunos demasiado enrevesados que apenas si ven todo el resto, como dice el refrán “no ver el bosque Porque lo tapan los arboles “Cada quien tiene sus propios problemas que ya consumen sus energías como para ver los del resto de la humanidad. Y aquí es cuando nos Levantamos como colosos. Pues a pesar de todo, los vemos. La belleza se encuentra en la ruina.



      Que quede claro una cosa.Un desierto es demasiado extenso, más de lo que cualquier ser podrá recorrer jamás, y peor aún saber que tanto duerme bajo sus arenas. Quizás las ruinas no sean tan malas después de todo o quizás tan solo depende de los ojos que las miran. Como con todo lo que yace allí enterrado. Ni lo más virtuoso será nunca totalmente reluciente, Ni lo más corrupto será nunca totalmente oscuro. Y más importante aún, Nada es absoluto.
      أجد نفسي بين الذكريات
    • Me gustan tus relatos, no los dejes, por favor.

      También me tomo la libertad de ilustrarlos con fotografías (propias, del desierto de Wadi Rum en Jordania):





      Un saludo.

      Porque mi voluntad es tan fuerte como la tuya y mi reino igual de grande ...
      No tienes poder sobre mí.